Skip to content

Día Mundial del Melanoma: seis bulos sobre la enfermedad

Más de 500.000 personas en el mundo sufrirán esta enfermedad en el año 2040.

Imagen de un melanoma. Autor: Ed Uthman.

23 de mayo de 2022/ Infoveritas

El melanoma es el tipo de cáncer de piel más agresivo, por lo que su detección precoz es fundamental. Se forma en las células (melanocitos) que producen melanina, el pigmento que le da color a la piel. Las radiaciones solares, entre otros factores, pueden alterar su ADN provocando que comiencen a dividirse y a crecer descontroladamente. 

De acuerdo con los datos del Centro Internacional de Investigaciones sobre Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés), que forma parte de la Organización Mundial de la Salud, en 2020 se diagnosticaron en el mundo 324.635 casos de melanoma cutáneo: 173.844 diagnósticos en hombres y 150.791 en mujeres, de los cuales 57.000 fallecieron. 

En España, se detectaron 5.489 casos en ese periodo, 3.182 mujeres y 1.207 hombres, de acuerdo con los datos de la Asociación Española contra el Cáncer (AECC). El número de fallecidos fue de 710. No obstante, según las estimaciones, en 2040 el número de afectados a nivel mundial alcanzará las 510.000 personas.

Como sucede con otro tipo de tumores, circulan muchos mitos y falsas creencias sobre este tumor. Con motivo del Día Mundial Del Melanoma, aclaramos estas desinformaciones que todavía prevalecen en la sociedad: 

No es necesario usar protección solar todo el año

Se sabe que la exposición solar es uno de los factores que más se asocia a la aparición del melanoma. Por eso, existe la creencia popular de que solo hace falta utilizar estos productos en verano, cuando el sol da directamente. Sin embargo, esto es falso. Hace falta utilizar protector todo el año, ya que los rayos ultravioletas están presentes todas las estaciones, incluso cuando el cielo está nublado. “Las radiaciones UV atraviesan las nubes y se reflejan en el agua, la arena, la hierba y la nieve”, señalan desde la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS).  

Las pieles jóvenes no necesitan utilizar protección solar

Falso. Los efectos del sol son nocivos independientemente de la edad. Además, la piel tiene memoria y los daños solares son acumulativos. A mayor exposición, mayor es el riesgo de contraer un melanoma. 

El melanoma sale solo en las partes que se exponen al sol

Falso. Con mayor frecuencia, los melanomas aparecen en las partes del cuerpo que se exponen al sol, como la espalda, brazos, piernas y cara. No obstante, también existen los llamados ‘melanomas ocultos’ que aparecen en partes con menos exposición solar o en zonas del cuerpo que nunca les da el sol. De acuerdo con la Clínica Mayo de Estados Unidos, los melanomas también pueden producirse en las plantas de los pies, las palmas de las manos y los lechos de las uñas. 

Las personas de piel oscura son inmunes a los melanomas

Tampoco es cierto. Desde la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) señalan que es cierto que cuánto más clara es la piel, ojos y pelo, más riesgo existe de melanoma, pero recuerdan que cualquier persona puede también desarrollar este tipo de cáncer. 

Las cabinas de rayos ultravioletas no son perjudiciales para la salud

El Dr. José Carlos Moreno, presidente de la Asociación Española de Dermatología y Venereología (AEDV) y Jefe de Servicio del Hospital Reina Sofía de Córdoba explica que “las cabinas de rayos ultravioleta son siempre un enorme peligro por la radiación que emiten. Además, en numerosas ocasiones son utilizadas sin ningún tipo de fotoprotección y las deficiencias de muchos de estos aparatos escapan al control de las autoridades sanitarias.”

La Organización Mundial de la Salud (OMS o WHO, por sus siglas en inglés) ha clasificado las camas bronceadoras como “carcinogénicas para los seres humanos”.  De acuerdo con el informe Aparatos de bronceado artificial: intervenciones de salud pública para gestionar el uso de camas solares, elaborado por la Sociedad Española de Protección Radiológica y la Sociedad Argentina de Radioprotección, la exposición a estas camas antes de los 30 años de edad aumenta el riesgo de que una persona desarrolle melanoma en un 75%. La gente joven que acude a las camas de bronceado regularmente es ocho veces más propensa a desarrollar melanoma que quienes nunca las han utilizado.

El melanoma no se puede curar

Las estadísticas recogen que el melanoma es mucho menos frecuente comparado con otros tipos de cáncer de piel (aproximadamente el 5% de los tumores de piel, según la AECC). Sin embargo, es más peligroso porque crece más rápido y es mucho más probable que se propague a otras partes del cuerpo si no se descubre y se trata a tiempo.

Por suerte, si se hace un diagnóstico temprano, las tasas de curación rondan casi el 100%. A medida que este cáncer se extiende, las tasas descienden, como sucede con el resto de tumores. Cuando el cáncer se ha extendido a otras partes del cuerpo, la tasa de supervivencia en un plazo de cinco años está en el 23%, según los datos de la Sociedad Americana contra el Cáncer. 

Por tanto, es muy importante consultar con un especialista ante cualquier anomalía en un lunar del cuerpo. Desde la AECC señalan que la regla del ABCDE nos puede ayudar a distinguir un lunar normal de un melanoma:

Fuentes

Centro Internacional de Investigaciones sobre Cáncer 

Asociación Española contra el Cáncer

Información sobre el Melanoma de la Clínica Mayo

Sociedad Americana contra el Cáncer

Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS)

Informe informe Aparatos de bronceado artificial: intervenciones de salud pública para gestionar el uso de camas solares, elaborado por la Sociedad Española de Protección Radiológica y la Sociedad Argentina de Radioprotección recogido en la página web de la Organización Mundial de la Salud (OMS)

Declaraciones del Dr. José Carlos Moreno, Presidente de la Asociación Española de Dermatología y Venereología (AEDV) y Jefe de Servicio del Hospital Reina Sofía de Córdoba, recogidas por la Asociación Española de Dermatología y Venereología