Skip to content

METODOLOGÍA

El proceso de verificación es diferente para cada noticia, pero si pudiéramos establecer una serie de pasos para llevar a cabo una verificación, estos serían los expuestos a continuación:

Identificamos y buscamos desinformación en cualquier soporte y plataforma sobre temas de actualidad y/o de interés para la sociedad. Para localizar esos bulos, leemos las noticias de los periódicos, navegamos por distintas páginas web, escuchamos la radio, vemos la televisión y repasamos con frecuencia el timeline de las redes sociales. También atendemos a los mensajes de los lectores que incluyen propuestas de material para verificar.

Seleccionamos el material susceptible de ser verificado en función a estos criterios: viralidad, peligrosidad e interés público.

Antes de verificar, nos preguntamos si el contenido es verificable. No son susceptibles de verificación, por ejemplo, las opiniones, promesas de cara al futuro o exageraciones. Para poder realizar la verificación se necesitan datos y hechos. Una vez que hemos confirmado que se puede verificar, damos prioridad a los contenidos más virales, peligrosos o graves y a información importante y de interés para los ciudadanos. Nunca amplificaremos un bulo, por lo que, si una desinformación apenas ha tenido impacto o recorrido, no la desmentiremos.

Investigamos, basándonos en datos y hechos, la revisión en medios de comunicación, comprobación con datos y fuentes oficiales, búsqueda de informes, investigaciones académicas… Priorizamos las fuentes oficiales y primarias. Las fuentes secundarias no son válidas para desmentir una desinformación, aunque pueden orientarnos en la búsqueda. Además, siempre se intenta contactar con el protagonista para conocer cuál es su fuente, dándole así la oportunidad de explicar o ampliar la información.

Consultamos con expertos en la materia para construir un contexto, puesto que la información por sí sola no sirve de nada.

Revisamos el artículo, como mínimo, por parte de dos miembros de Infoveritas.

Tras llevar a cabo los anteriores pasos, por último, publicamos el artículo en nuestra página web.

Aunque a veces es difícil otorgar una calificación correcta a un desmentido, desde INFOVERITAS utilizamos estas tres categorías. No obstante, en nuestros artículos se detalla el proceso paso a paso para que sea el lector el que saque sus propias conclusiones:

Falso

Después de realizar la labor de investigación y corroborar la información con fuentes oficiales se demuestra que la afirmación es falsa.

Engañoso

Se mezclan datos correctos e incorrectos o no contiene toda la información necesaria para ofrecer un contexto adecuado, dando como resultado una interpretación errónea.

Sin pruebas

Los datos y hechos no son suficientes para calificar el contenido ni como falso ni como verdadero.

Desde INFOVERITAS somos rigurosos con nuestro trabajo. Si una vez publicado un artículo, descubrimos información que puede modificar el rating otorgado, lo rectificamos lo antes posible.

Por otro lado, la falta de contexto también puede ocasionar que la información se interprete de forma errónea. Desde INFOVERITAS creemos que el buen periodismo empieza por el contexto. Profundizamos e investigamos con fuentes y datos temas polémicos y de actualidad para brindar a los lectores información comprensible sobre asuntos complejos y desterrar estereotipos y falsos mitos que viajan de generación en generación.

FUENTES

Todas las fuentes que utilizamos para desmentir una desinformación aparecen en los artículos, identificadas y citadas de manera correcta. Siempre que sea posible se incluirán enlaces que aporten información sobre las mismas en forma de curriculum, páginas web o a cualquier otro dato que justifique su participación en el reportaje. En ningún caso se trabajará con fuentes anónimas, con el fin de garantizar la transparencia en todas las fases del proceso de verificación.

Además, al final del artículo facilitamos el listado de fuentes consultadas para elaborar la verificación. Nuestro objetivo es que sean siempre ustedes, los lectores, los que formen sus propias conclusiones tomando como referencia nuestro trabajo