Skip to content

No hay pruebas de que EE.UU. tenga laboratorios de armas biológicas en Ucrania

El Gobierno y el Consejo de Riesgos Estratégicos de Estados Unidos aseguran que se trata de una campaña de desinformación rusa para justificar la invasión de Ucrania.

Una mujer trabajando en un laboratorio. Foto: DCStudio – www.freepik.es.

21 de marzo de 2022/ Infoveritas

Desde que comenzó la invasión de Rusia en Ucrania, el 24 de febrero de 2022, circulan en redes sociales numerosos mensajes que aseguran que Ucrania alberga laboratorios de armas biológicas financiados por Estados Unidos con el fin de intentar justificar la ocupación.

“Hagamos viral que Militares Rusos encontraron más de 20 laboratorios de armas biológicas y químicas en Ucrania propiedad de USA! Los medios occidentales no lo están difundiendo!”, se puede leer en uno de los mensajes. También diversos medios de comunicación están compartiendo diferentes noticias sobre la existencia de estos centros en los que supuestamente se estarían fabricando armas biológicas y químicas.

 Los gobiernos de Rusia y China empezaron, hace unos días, a propagar esta desinformación sin pruebas por diferentes canales. Entre ellos, la Embajada de Rusia en España.

El Gobierno y el Consejo de Riesgos Estratégicos de Estados Unidos niegan las acusaciones y aseguran que la existencia de armas químicas o biológicas es sólo una campaña de desinformación elaborada desde el Kremlin para justificar el ataque.

EE. UU. niega que tenga armas biológicas o químicas en Ucrania

Ante el incremento exponencial de mensajes sobre este asunto, el Gobierno de Estados Unidos emitió un comunicado de prensa el pasado 9 de marzo donde niegan las acusaciones del Kremlin: “Estados Unidos no posee ni opera ningún laboratorio químico o biológico en Ucrania, cumple plenamente con sus obligaciones en virtud de la Convención sobre Armas Químicas y la Convención sobre Armas Biológicas, y no desarrolla ni posee tales armas en ningún lugar”.

En ese mismo texto explican que estas acusaciones no son nuevas y que ya se han verificado desde hace años. “Rusia está inventando pretextos en un intento de justificar sus propias acciones horribles en Ucrania”, explican en el texto. 

La secretaria de prensa de La Casa Blanca, Jen Psaki, también desmintió en su cuenta de Twitter estas incriminaciones.

En línea con las explicaciones ofrecidas por la Administración, el Consejo de Riesgos Estratégicos (CSR, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos también emitió un comunicado donde recalcan que  “Estados Unidos no opera, financia ni apoya de ninguna manera productos biológicos o químicos actividades de armas en Ucrania” y niegan que Ucrania tenga este tipo de armas.  

Aseguran que se trata de una campaña de desinformación orquestada desde el Kremlin cuyo origen se sitúa en la Guerra Fría. “Tales acusaciones han continuado en los tiempos modernos bajo el presidente ruso Putin para erosionar la confianza en los Estados Unidos, debilitar las relaciones de EE. UU. con los países socios y desviar la atención de las actividades ilícitas rusas como su uso de armas químicas en Salisbury y contra Alexei Navalny”, agregan en el documento. Finalmente, alertan de los peligros que la desinformación tiene para los ciudadanos y la democracia.

La ONU no tiene conocimiento de la existencia de estos laboratorios

El pasado 11 de marzo Rusia convocó de manera extraordinaria una reunión del Consejo General de la Organización de Naciones Unidas (ONU) para “discutir las actividades biológicas militares de los EE.UU. en el territorio de Ucrania”. Así lo recogía en un mensaje en Twitter Dimitry Polyanski, el primer representante adjunto permanente de Rusia ante la ONU. 

No obstante, la General Adjunta y Alta Representante para Asuntos de Desarme de la ONU, Izumi Nakamitsu, señaló que “las Naciones Unidas no tienen conocimiento de ningún programa de armas biológicas.»

Sí existen laboratorios biológicos para prevenir la propagación de enfermedades

Desde el Consejo de Riesgos Estratégicos (CSR, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos explican en un documento que el país coopera con laboratorios y centros de salud en más de 30 países a través del Programa de Reducción de Amenazas Biológicas. En este informe elaborado por La Prensa Nacional de Academias de Estados Unidos (NAP, por sus siglas en inglés) se explican el proyecto.

“Este programa de defensa es crucial para reducir las amenazas de brotes naturales o accidentales y el uso potencial de armas biológicas”, explican desde el CSR Entre los países que forman parte de este programa está Ucrania.

El acuerdo fue firmado en 29 de agosto de 2005 en Kiev y tiene por objetivo asistir a Ucrania en el objetivo en la eliminación de armas nucleares y la prevención de la proliferación de armas de destrucción masiva, suscrito el 25 de octubre de 1993, ampliado y enmendado (en adelante la Declaración Paraguas),  y en lo que se refiere a la prevención de la proliferación de tecnología y en la prevención de patógenos y conocimientos que podrían utilizarse en el desarrollo de armas biológicas. 

En el actual contexto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) aconsejó a Ucrania destruir estos centros para evitar cualquier escape que pueda propagar enfermedades entre la población. Sin embargo, el organismo explica que “no supervisa ni verifica este proceso”. 

Desde la organización señalan a INFOVERITAS que: “como parte de las funciones esenciales de salud pública, los laboratorios de salud pública manejan una variedad de agentes infecciosos. Estas capacidades son fundamentales en cualquier país para permitir que los laboratorios clínicos y de salud pública detecten y respondan a enfermedades infecciosas, incluidas la COVID-19, la poliomielitis, el sarampión, la tuberculosis, el VIH y enfermedades causadas por otros patógenos infecciosos”.

“Como parte de su trabajo de preparación, la OMS ayuda de manera rutinaria a los Estados miembros a mejorar sus capacidades de salud pública, incluida la mejora de la seguridad en los laboratorios que contienen muestras de patógenos de interés para la salud pública (patógenos de alta amenaza), de acuerdo con las mejores prácticas internacionales y siguiendo un enfoque de evaluación de riesgos. El Manual de bioseguridad en el laboratorio (LBM) de la OMS enumera las mejores prácticas que los Estados miembros deben seguir al desarrollar una política nacional en esta área”, agregaron al ser preguntados por el funcionamiento de estos centros.  

¿Qué dice la Convención sobre Armas Biológicas y la Convención sobre Armas Químicas?

La Convención sobre Armas Biológicas de 1972 prohíbe el desarrollo, producción, adquisición, transferencia, acumulación y uso de armas biológicas.  Entró en vigor el 26 de marzo de 1975, cuando los 22 Gobiernos signatarios depositaron los instrumentos de ratificación, entre ellos los de la Unión Soviética, el Reino Unido y  los Estados Unidos, que fueron nombrados depositarios.

En un artículo escrito por Jozef Goldblat, Asociado externo del Instituto para la Paz de Oslo (PRIO, por sus siglas en inglés) hasta 1993, publicado en mayo de 1997 en la revista  Internacional de la Cruz Roja puntualiza que en virtud de la Convención, “no es absoluta la prohibición de desarrollar, producir, almacenar o, de otra forma, adquirir o retener agentes biológicos o toxinas. Se aplica sólo a los tipos y cantidades que no se justifiquen para fines profilácticos, de protección u otros fines pacíficos. Por ello, es posible que continúe la retención, la producción o la adquisición, por otros medios, de ciertas cantidades de agentes biológicos y toxinas, y puedan realizarse ensayos en laboratorios e incluso sobre el terreno.”

En 1997 entró también en vigor la Convención sobre las Armas Químicas, “un tratado internacional por el que se prohíbe el desarrollo, la producción, el almacenamiento, la transferencia y el empleo de armas químicas, y se dispone además la destrucción de estas armas en un plazo de tiempo específico”, explican desde la Organización para la Prohibición de Armas Químicas, la asociación responsable de verificar este desarme negociado.

Hasta el momento han rubricado el acuerdo 193 países, entre ellos Estados Unidos, Rusia, Ucrania y España. 

Fuentes y herramientas

Traductor de Google

Cuenta de Twitter de Jen Psaki, secretaria de prensa de La Casa Blanca

Comunicado de prensa del Gobierno de Estados Unidos del 9 de marzo donde se niega la existencia de laboratorios de armas biológicas y químicas en Ucrania

Twitter de la Embajada de Rusia en España

Consejo de Riesgos Estratégicos de Estados Unidos

Perfil de Twitter de Dimitry Polyanski

Artículo Las Naciones Unidas no tienen constancia de ningún programa de armas biológicas en Ucrania, publicado el 11 de marzo de 2022

Acuerdo entre Estados Unidos y Ucrania en el Área de Prevención de la proliferación de Tecnología, patógenos y experiencia que podrían utilizarse en el desarrollo de Armas biológicas del 29 de agosto de 2005 

Convención sobre Armas Biológicas

Organización para la Prohibición de Armas Químicas

Artículo de mayo de 1997 en la Revista Internacional de la Cruz Roja: Convención sobre las armas biológicas – Consideraciones generales

Declaraciones del gabinete de prensa de la Organización Mundial de la Salud (OMS)

Manual de Bioseguridad en Laboratorio de la OMS

Informe del Programa de Reducción de Armas Biológicas del departamento de defensa de La Prensa Nacional de Academias de Estados Unidos (NAP)