Skip to content

Es falso que exista un cronograma de cepas

La imagen del supuesto calendario para ‘lanzar’ las variantes del virus es un bulo que circula por redes sociales desde mediados de año.

                                                              

14 de diciembre de 2021/ Infoveritas

En los últimos días se ha vuelto a viralizar una imagen en la que aparece un supuesto cronograma de futuras cepas del coronavirus. En la publicación aparece una tabla con dos columnas. Bajo el nombre de cepa/variante, la primera columna muestra el alfabeto griego y el nombre de cada letra con el que la Organización Mundial de la Salud (OMS) denomina a cada una de las variantes que surgen de coronavirus. En una segunda columna, que lleva por título ‘Lanzamiento’, se pueden ver las supuestas fechas de propagación de las variantes, empezando en junio de 2021 y concluyendo en febrero de 2023.

En la imagen también aparece el logotipo de la OMS, de la Universidad John Hopkins, del Foro Económico Mundial y de la Fundación Bill y Melinda Gates, organismos que, supuestamente, son los responsables de la creación y la difusión del calendario.

A la imagen le acompañan diferentes mensajes. En uno de ellos se acusa a los organismos de tener preparadas las fechas para lanzar las variantes. En otro, se señala que la OMS tenía guardado el cronograma desde el pasado mes de junio.

La desinformación circula en diferentes idiomas y se ha vuelto a viralizar desde el descubrimiento de la variante Ómicron, aunque la imagen ya circulaba por la red a mediados de año. Sin embargo, es falso:  no existe ningún cronograma de lanzamiento de cepas.

Cepa y variante no son lo mismo

A pesar de que los términos cepa y variante se emplean en muchas ocasiones como sinónimos, no significan lo mismo. En el diccionario de la Real Academia Nacional de Medicina de España se define cepa como el conjunto de organismos, como bacterias, plantas o animales, que, perteneciendo a la misma especie, presentan características o rasgos comunes y propios, determinados genéticamente, aunque sin constituir una variedad o subespecie.

Desde la Fundación para el Español Urgente (Fundéu) se indica que “el concepto de cepa implica un comportamiento diferente de un virus respecto al virus original”. Sin embargo, esto no ha ocurrido por el momento durante la pandemia. Hasta la fecha se conocen dos cepas del coronavirus del síndrome respiratorio. La primera se identifica como SARS-CoV-1, aparecida  a principios de siglo. La segunda, SARS-CoV-2, fue identificada a finales de 2019 siendo la causante de la enfermedad infecciosa COVID-19.

Las variantes no surgen de forma artificial

Además, los virus evolucionan a lo largo del tiempo. “Los virus hacen copias de sí mismos en un proceso denominado replicación, en el cual pueden generarse copias con pequeños cambios, lo cual es algo habitual en los virus”, se señala desde la OMS. A estos cambios se les denomina mutaciones, y cuando el virus sufre una o más mutaciones, se considera una nueva variante del virus original.

Sin embargo, estas mutaciones suelen afectar poco a la capacidad del virus para infectar. Si bien, en algunos casos, esos cambios en su estructura sí pueden producir ciertos cambios en la capacidad de transmisión o los síntomas de la enfermedad.

Errores en las fechas

En la imagen que se ha viralizado en las redes sociales, las fechas no coinciden con las marcadas por la OMS. Por ejemplo, según la imagen, la variante Delta se ‘lanzó’ en junio de 2021. Sin embargo, la primera notificación de la OMS de esta variante se registra en octubre de 2020, aunque hasta abril no fue clasificada como variante preocupante.

Respecto a Ómicron, en la tabla señalan su descubrimiento en mayo de 2020, a pesar de que la OMS identificó esta variante en el mes de noviembre. Tampoco coinciden las fechas de Lambda. En la tabla viralizada datan su supuesto lanzamiento en enero de 2022, pero la OMS ya alertó sobre la misma en junio de 2021.

En la tabla también se relacionan dos letras del alfabeto griego, Ni y Xi, con las  fechas de lanzamiento. Sin embargo, la OMS decidió no utilizar dichos caracteres para designar a las variantes surgidas de coronavirus para evitar confusiones y no estigmatizar a parte de la población (en la actualidad, Xi sigue siendo un apellido común en China).

No hay constancia de que la OMS y el resto de organizaciones crearan y lanzaran el virus

En el contenido que se está difundiendo se acusa a la OMS, la Fundación Bill y Melinda Gates, el Foro Económico Mundial y la Universidad John Hopkins de ser creadores y difusores de este cronograma. Sin embargo, esto también es falso.

Al realizar una búsqueda en Google no aparece ningún registro que identifique a estos organismos con este calendario. Además, las mutaciones no son artificiales, sino que se producen de manera natural cada vez que el virus hace una copia de sí mismo.

Fuentes

Organización Mundial de la Salud

Artículo Cepa no es lo mismo que variante de la Fundación para el español Urgente (Fundéu)

Real Academia Nacional de la Medicina de España