Skip to content

Zaragoza nunca alcanzó los 52 grados como asegura un breve del diario The New York Times

La temperatura máxima registrada en España se sitúa en 47,6 grados centígrados en la estación cordobesa La Rambla-Privilegio, según datos de la AEMET.

10 de agosto de 2022/ Infoveritas

Coincidiendo con las altas temperaturas de los últimos días, circula por redes sociales una captura de pantalla de una breve información del periódico estadounidense The New York Times donde se reporta que la ciudad española de Zaragoza alcanzó los 52,7 grados centígrados el 22 de junio de 1935.

También algunos medios digitales se hicieron eco del récord de temperatura que la capital aragonesa alcanzó hace más de 85 años. Entre ellos, el Heraldo de Aragón, uno de los medios más importantes de la comunidad autónoma de Aragón.

Además, algunos usuarios de redes sociales utilizan este dato para demostrar y justificar que la crisis climática es una farsa.

 “¿Cambio climático? 1935. En Zaragoza 52 grados centígrados. Que no os cuenten milongas”, se puede leer en una publicación. “23 de junio de 1935. 52 grados en Zaragoza. Seguro que fue culpa del cambio climático de 2022”, asegura otro usuario de Twitter.

Sin embargo, es falso. La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) ha confirmado a INFOVERITAS que se trata de un bulo. En los boletines del organismo del 22 y del 23 de junio de 1935 no aparece registrada esa temperatura.

No hay registros de que Zaragoza alcanzara los 52 grados

Si se realiza una búsqueda en la hemeroteca del periódico estadounidense con las palabras clave “Zaragoza 1935”, arroja como resultado una escueta información que data del 23 de junio de 1935 donde se informa que la ciudad española de Zaragoza alcanzó el día anterior una temperatura de 52,7 grados centígrados. Al mismo artículo se llega si se realiza la búsqueda con las palabras clave en inglés: Zaragoza heat, por ejemplo.

El texto, traducido al español, dice lo siguiente: “La temperatura alcanzó los 127 grados Fahrenheit (52,7 grados centígrados) hoy y muchas personas estaban postradas. La quinta división del ejército, acantonada aquí, evacuó sus cuarteles debido al intenso calor y montó un campamento en las afueras de la ciudad.” 

Rubén del Campo, portavoz de AEMET, confirma a INFOVERITAS que la información publicada por The New York Times no es correcta: “El 22 de junio de 1935 no se alcanzaron 52 grados en Zaragoza.”

Los registros meteorológicos de la época no registran en ningún momento que Zaragoza llegara a los 52 grados el 22 o el 23 de junio de 1935. “En los boletines oficiales de la Agencia Estatal de Meteorología de aquella época no aparece esa temperatura, y, por lo tanto, el dato no está validado y no es un dato correcto”, señala Rubén del Campo.

En estos boletines, la temperatura máxima del día 22 es de 38 grados. El día 23, la cifra es de 39 grados.

Imagen de los boletines de AEMET del 22 y el 23 de junio de 1935. Foto: AEMET.

Como posible explicación, este experto señala que es posible que la temperatura se midiera al sol. Sin embargo, no es la manera correcta de cuantificar la temperatura y el dato no sirve, sencillamente porque los termómetros se recalientan y marcan más temperatura que la real.

El portavoz explica que este tipo de mediciones deben hacerse en una garita o «abrigo meteorológico», una casita de madera homologada que permite la ventilación de los termómetros a la vez que están protegidos de la radiación solar. “Actualmente existen otros abrigos meteorológicos que son más pequeños que las garitas de madera, pero que realizan la misma función: proteger al sensor de la radiación solar”, añade.

La temperatura máxima registrada en España es de 47,6 grados centígrados

Desde la AEMET puntualizan que, en España, ninguna estación meteorológica ha registrado nunca una temperatura tan alta. “No se ha llegado a 50 grados o más en ningún caso en España”, asegura Rubén del Campo.

En estos momentos, el récord oficial en España se sitúa en 47,6 grados centígrados en la estación ubicada en La Rambla-Privilegio (Córdoba). De hecho, la cifra fue actualizada el 2 de agosto de 2022, cuando el organismo, tras un minucioso análisis, confirmó que “el 14 de agosto de 2021 la estación de La Rambla-Privilegio (Córdoba) alcanzó una temperatura de 47,6 ºC a las 16:48 hora local, unos veinte minutos antes que la de Montoro, por lo que esta cifra se convierte en el nuevo récord de temperatura máxima de España”.

El portavoz de AEMET explica que en el banco de datos se pueden encontrar registros de temperaturas superiores a esos 47,6 grados y que llegan a los 48 grados, “pero están medidos en estaciones meteorológicas de las que no se dispone la información suficiente para poder corroborar si el dato es válido o no lo es”, agrega. Por tanto, la temperatura máxima se sitúa en 47,6 grados en 2021. En ningún caso se ha llegado a los 52 grados en España, como asegura el medio estadounidense. 

¿Por qué este registro de temperatura no demuestra que el cambio climático no existe?

Algunos usuarios están utilizando la imagen del artículo de The New York Times para argumentar que el cambio climático es una farsa. Sin embargo, esto también es falso. El que haya hecho calor en épocas pasadas – en España en verano siempre ha hecho calor- como justifican algunos negacionistas no demuestra que la crisis climática sea un engaño.

Mar Asunción, responsable de Clima y Energía de WWF, y la Oficina Española del Cambio Climático (OECC) coinciden en que para empezar es importante diferenciar entre tiempo meteorológico y clima: “El primero refleja las condiciones atmosféricas que se dan en un lugar concreto y un periodo de tiempo relativamente corto, mientras que el clima hace referencia a las condiciones que se dan en una región a lo largo de un periodo largo, en torno a 30 años”.

“El cambio climático no implica que cada año sea más cálido que el anterior, sino que se está constatando una tendencia general de incremento de temperaturas”, añaden. Es decir, la palara clave es tendencia.

“Lo que dicen las medias es que la temperatura global se está incrementando 1,2 grados por encima de las medias preindustriales. Parece poco, pero a nivel clima es mucho, porque esa media global desestabiliza el clima”, explica Mar Asunción. Esto provoca que los fenómenos sean cada vez más extremos: olas de calor más intensas y duraderas, lluvias torrenciales, sequías…

La tendencia ascendente y constante de la curva evidencia la existencia del cambio climático. Pero, ¿quién es el principal responsable de ese incremento? La experta en Energía y Clima de WWF lo tiene claro: “Las emisiones de CO2”. Es más, el Panel Internacional de Expertos sobre Cambio Climático (IPCC) afirma con rotundidad que “la influencia humana es la principal causa del calentamiento de la atmósfera, el océano y la superficie terrestre” y que “el calentamiento global observado ha sido principalmente causado por las emisiones de gases de efecto invernadero procedentes de las actividades humanas”

De la misma opinión se muestra Rubén del Campo. “En el hipotético caso de que aquel 22 de junio de 1935 se hubiera alcanzado los 52 grados en Zaragoza, ese dato no invalidaría el cambio climático, porque está más que demostrado que el calentamiento global, que es un hecho incontestable, se debe en su mayor parte a las emisiones de gases de efecto invernadero producidas por actividad humana. Eso es un hecho en el que ya existe un consenso científico total. Hay que señalar que ese calentamiento global se traduce en olas de calor cada vez más frecuentes, más intensas y más duraderas”, señala.

Y agrega: “Los últimos ocho veranos en España han tenido temperaturas superiores a la media, las olas de calor de la última década han sido del doble en número que en décadas anteriores y en todo el mundo se están registrando olas de calor más frecuentes, más intensas y más duraderas.” De hecho, en España el clima es “1,7 grados más cálido que en la época de principios del siglo XX y 1,3 grados más cálido que en la década de los años 60”, concluye el experto.

Fuentes

Artículo del periódico Heraldo de Aragón sobre el texto recogido en The New York Times relativo al récord de temperatura publicado el 24 de junio de 2019

Archivo de el periódico The New York Times

Declaraciones de Rubén del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET)

Declaraciones de Mar Asunción, responsable de Clima y Energía de WWF

Declaraciones de la Oficina Española del Cambio Climático (OECC)

Blog de AEMET con información sobre el récord de temperatura

Panel Internacional de Expertos sobre Cambio Climático (IPCC)