Skip to content

Los anuncios que utilizan al empresario Amancio Ortega como reclamo para invertir en Bitcoins, son una ESTAFA

Los ciberdelincuentes utilizan la reputación de medios de comunicación y  personas famosas para obtener datos bancarios de las víctimas.

22 de agosto de 2022 / Infoveritas

Es posible que en los últimos días se reciban en la bandeja de correo electrónico un email donde aparece la imagen del empresario Amancio Ortega y la siguiente frase: “No podemos limitarnos para continuar el camino que ya hemos abierto”. En el texto aparece también un enlace que redirige a la víctima a una publicación o un anuncio fraudulento donde se anima a los incautos a invertir en una falsa criptomoneda.

Se trata de un tipo de fraude donde los ciberdelincuentes utilizan la reputación de los medios de comunicación y de personas famosas. El objetivo es siempre el mismo: “Intentar engañar al usuario y tratar de convencerle para que éste ingrese una cantidad de dinero en una cuenta bancaria o introduzca sus datos bancarios en un formulario proporcionado por los atacantes o, incluso, para infectar su equipo con malware”, señalan desde la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI).

Se trata de una estafa que utiliza personajes famosos como gancho

En esta campaña, los ciberdelincuentes envían un correo electrónico con una imagen y una supuesta frase atribuida al empresario gallego Amancio Ortega, a pesar de no existir registros en internet de que el empresario haya pronunciado tal frase, como reclamo para captar la atención y la confianza de los usuarios.

En ese email se invita al lector a clicar en un enlace fraudulento que se hace pasar por la página web del diario El Mundo o de otros medios de comunicación. Los ciberdelincuentes suplantan el diseño del medio de comunicación para que la víctima crea que es real. En esta web aparece un reportaje sobre una supuesta inversión del empresario, mencionando la creación de una empresa llamada Bitcoin System.

La Oficina de Seguridad del Internauta (OSI) explica que “estos anuncios no han sido elaborados por las redacciones de las páginas web en las que se encuentran, sino que forman parte del espacio publicitario que han comprado de manera legítima los ciberdelincuentes para insertar la publicidad fraudulenta. Dichos anuncios enlazan con plataformas o páginas falsas y las entrevistas, reclamos, titulares, etc., a las que se hace referencia, son ficticias y nunca se han llegado a realizar por los famosos que las protagonizan.”

Otras caras conocidas como Risto Mejide o Pablo Motos también han sido víctimas de estas campañas desde el año 2019. De hecho, organismos como la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) vienen alertando desde hace un tiempo del riesgo de estafas con criptomonedas.

Así operan los ciberdelincuentes

Desde ESET, una compañía de software especializada en ciberseguridad, señalan cuando el usuario accede al enlace proporcionado en la falsa noticia se llega a una plantilla de una web donde se invita a los usuarios a que se registren proporcionando para ello el nombre, apellido, email y, posteriormente, también el número de teléfono.

“Con esta información, los estafadores pueden contactar con el usuario prometiéndole inversiones muy provechosas para que deposite su dinero en ellas. No hay más que ver que lo primero que se observa es la garantía de obtener 13.000 euros en solo 24 horas”, aclaran.

¿Cómo evitar caer en estos timos?

Para no caer en la trampa, se pueden emplear bloqueadores de publicidad, aplicaciones que impiden que el navegador del usuario muestre gran parte de los anuncios que están contenidos en las diferentes páginas web a las que accede.

No obstante, en estos casos, lo más importante es utilizar el sentido común. Si al navegar por la red, el usuario llega a cualquier tipo de oferta, concurso o promoción demasiado buenos como para ser ciertos, lo más probable es que se trate de una estafa.

Por ello, ante cualquier sospecha, lo más recomendable es contrastar la información en otros medios de comunicación y con otras fuentes oficiales.  En este tipo de situaciones, también es importante comprobar si la página web es legítima o segura. Una manera sencilla de corroborar que se está ante un portal fiable es asegurarse de que la página incluye un certificado de seguridad y que pertenece al dominio que se visita.

En el caso de que sea demasiado tarde y hayamos sido víctimas de este tipo de fraude, es aconsejable recopilar todas las evidencias posibles a modo de prueba y acudir ante las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado por si procede presentar una denuncia.

Fuentes

Oficina de Seguridad del Internauta (OSI)

ESET

Organización de Consumidores y Usuarios (OCU)